Nuestros rumbos…

Más de 5000 años de relación de los pueblos con la semilla y el árbol del cacao, de la tierra y el trabajo, del Kakaw al Xocolatl.

Cimarrón, flecha que busca la libertad, símbolo de las montañas donde indios y afroamericanos escapaban de la esclavitud para vivir libres con la autonomía como modo de vida en las tierras de América.

Los cultivos de cacao en México, América Latina y el mundo han sido superexplotados en plantaciones capitalistas y de terratenientes, pero por otro lado, desde abajo han sido conservados en milpas de las comunidades, en México la inmensa mayoría de las cosechas se dan en las milpas y en la montaña, en la agricultura de subsistencia y traspatio con reproducción como cacao criollo, en cientos de comunidades y pueblos de forma tradicional, nuestro cacao cimarrón es libre de pesticidas, libre del coyotaje en el mercado y libre de la extracción de sustancias en la industria.

Estos cultivos se extienden por las montañas y por las cañadas mesoamericanas de los pueblos de la actualidad, por las sociedades campesinas contemporáneas. Así con el trabajo conjunto de productores en trece estados del país, la Cooperativa Autónoma Cimarronez produce y comercia un producto de abajo por la libertad.

El chocolate que producimos del kakaw al xocolatl, está basado en formas y principios de producción y comercio justo, con cultivo de productos orgánicos, con semillas, ingredientes y sustancias obtenidas a través de redes y colectivos de pueblos indios y campesinos, así como a través de colectivos y de cooperativas de trabajadores y estudiantes de la ciudad para su fabricación y su comercio.

En nuestra cooperativa, luchamos por un mundo libre, sin despojo y sin explotación, donde el acceso al trabajo de nuevo tipo, al descanso, al saber y al conocimiento milenario y disfrute sea de tod@s y no sólo de un@s cuantos que pueden pagarlo o acapararlo.

jaguar negro
Te interesa saber màs.